· 

Derecho corporativo

El derecho corporativo se centra en las empresas y en todo lo concerniente con ellas desde un enfoque legal, es decir, las distintas clases de sociedades, la relación de la empresa con los consumidores, el análisis de la tributación o la contratación mercantil.

 

El derecho corporativo interviene en el sector privado o en el sector público y en relación con los negocios nacionales o con proyección internacional.

 
Áreas del Derecho Corporativo

Estudiar y analizar la imagen de una empresa desde la perspectiva legal; estudiar los contenidos de los diversos mensajes de la entidad (publicidad, notas de prensa o la viabilidad de la identidad de la empresa).

 

Cada empresa puede conformarse en un tipo de sociedad distinto en función de sus intereses y de su estrategia de negocio, para lo cual es necesario elegir la forma jurídica más adecuada (como empresario individual, en comunidad de bienes, como sociedad civil, colectiva o anónima o sociedad de responsabilidad limitada).

En las sociedades mercantiles es necesario establecer la responsabilidad de los administradores de dichas entidades, lo cual dependerá de la modalidad de administrador (administrador único, administradores solidarios o mancomunados).
La elección del contrato mercantil es igualmente clave en la dinámica de una empresa y el profesional del derecho corporativo tiene que asesorar sobre cuál es la tipología de contrato más conveniente en función de las circunstancias (contrato de compraventa, arrendamiento mercantil, contratos de garantía u otros).
Toda sociedad mercantil tiene la obligación de llevar unos libros corporativos como complemento de la actividad contable. En este sentido, existen los libros de actas de las asambleas o los libros de sesiones en los consejos de administración.

 


Carlos Gabriel López Portillo Sánchez

Escribir comentario

Comentarios: 0